mariano sardón

<-- OTRAS OBRAS bio bio breve contacto english

ascensor
Acción para un elevador.

Es familiar la sensación de incomodidad, intimidación, ambigüedad, vacilación que se produce cuando compartimos un ascensor con otras personas.
Es el sentirse invadido en el propio espacio intimo por extraños que nos hace incomodar y no saber que hacer tornando la situación en algo difícil de manejar.

Ascensor es una acción pensada para elevadores y realizada por grupos de inmigrantes /refugiados entrando repentinamente a un ascensor cuando hay personas dentro de él dispuestas a subir o bajar.

Cuando una persona entra al elevador y se dispone a subir, repentinamente, antes que cierre la puerta comienzan a ingresar grupos de inmigrantes / refugiados que colman el ascensor.

Se trata de una metáfora de las diferentes e incomodas actitudes que tomamos ante la presencia de un desconocido que aparece en nuestro espacio de pertenencia. Remite a las intrincadas posturas culturales, simbólicas, de juicio que se nos presentan al tener que ceder o negociar con otro un lugar que sentimos que nos pertenece. El lugar del cuerpo y el espacio social ante la presencia de un otro extraño.
El apiñamiento del ascensor hace las veces de denso container similar a aquellos barcos en los que los inmigrantes y refugiados se han desplazado desde todos los tiempos.

Lineamientos de la acción:

1.
La acción está pensada para ascensores, idealmente transparentes, pero pueden ser elevadores cerrados también.

2.
La acción puede llevarse a cabo de diferentes modos, durante toda una jornada. Una jornada por grupo de refugiados o inmigrantes. Es decir , un día para inmigrantes africanos, otros día para inmigrantes asiáticos, otro para países árabes etc.

3.
Se contratarían por esa jornada voluntarios que deseen participar conducidos por 2 personas entrenadas que llamaremos “directores”. Aunque la acción es muy simple, necesita igualmente prepararse una serie de instrucciones que deben ser conducidas por personas entrenadas.


Guión:

1.
Los inmigrantes deben deambular en zonas cercanas al ascensor atentos a las señales de los “directores” de la acción.

2.
Al ingresar personas en el elevador, uno de los “directores” de la acción decide ejecutarla ingresando primero al ascensor y poniéndose justo en frente del control de la botonera.
Esta es la señal para que el reto comience el proceso de acercarse e ingresar al elevador, mientras el director detiene la puerta y espera hasta que el elevador esté lleno.
Este ingreso puede ser lento o repentino; ambas situaciones tienen connotaciones diferentes.


3.
Esta acción se ejecuta una y otra vez, cuando el director o la directora decidan.

4.
Dentro del ascensor se ejecuta una simple coreografía que consiste en rotar la posición de los cuerpos (ver siguientes videos) en diferentes direcciones. Esto por supuesto, esta coordinado por el director dentro del ascensor.